Características de un blog

La palabra “blog” es una contracción de las palabras “web log” que, traducido al español, significa “bitácora web”.

Aunque el blog pueda parecer un invento del Siglo XXI, lo cierto es que el primer blog de la historia nació en el año 1994 de la mano de Justin Hall, un estudiante de la Universidad de Swarthmore. No obstante, no fue hasta 1997 cuando el joven comenzó a escribir sobre política y tecnología en su blog, de manera que se considera el año 1997 como el del nacimiento del blog. En 1999 había 23 blogs en todo el mundo.  En 2004 nació WordPress, popularizando de forma masiva los blogs a nivel global.

¿Por qué se crean las empresas un blog en WordPress?

Actualmente, son muchas las empresas que apuestan por crear un blog corporativo, principalmente por dos razones. Por un lado, para ofrecer información que resulte interesante y aporte valor a los usuarios, los cuales son potenciales clientes. Y, por otro lado, para mejorar el posicionamiento orgánico del propio sitio web en buscadores como Google; hay que tener en cuenta que el blog es una herramienta extraordinaria para redirigir tráfico hacia un sitio web corporativo.

Las 10 características que definen un blog

  • Entradas: esta es la característica de un blog más importante ya que define la esencia de cualquiera. Este tipo de sitios web están formados por entradas, también conocidas popularmente como posts. Estas entradas se desplazan en orden cronológico cada vez que se publica una nueva.
  • Páginas estáticas y dinámicas: si nos ajustamos a la definición de lo que es un blog, es un sitio web cuyo contenido es dinámico ya que se van añadiendo entradas cada cierto tiempo. No obstante, un blog también cuenta con páginas estáticas; generalmente son dos, “Contacto” y “Quiénes somos”.
  • Contenido: tradicionalmente, las entradas de un blog se han compuesto de texto y alguna que otra imagen acompañando al mismo. No obstante, desde hace varios años, muchos usuarios tratan de atraer a los visitantes haciendo uso de contenido en video, animaciones, infografías…
  • Organización: la gran mayoría de blogs que podemos encontrar en Internet se organizan utilizando por un lado etiquetas; y, por otro lado, categorías. El objetivo no es otro que facilitar lo máximo posible la búsqueda del contenido dentro del blog a los visitantes.
  • Suscripción: cuando un usuario se crea un blog en WordPress, la plataforma por excelencia, existe un plugin que desde Axarnet, nuestra empresa de hosting española, recomendamos 100% instalar. Se trata de un plugin que permite a los visitantes suscribirse a dicho blog; de esta manera, cada vez que se publique una nueva entrada, recibirán un correo electrónico en su bandeja de entrada.
  • Tráfico Web: para una determinada empresa, un blog es una herramienta muy útil para conseguir tráfico hacia el sitio web corporativo o la tienda online. Permite generar confianza entre los usuarios, humanizando así la compañía en cuestión. Se trata construir relaciones de confianza
  • Comunicación bidireccional: aunque en un principio pueda parecer que en este tipo de plataformas sólo existe una comunicación unidireccional, lo cierto es que no es así. Los usuarios tienen la opción de interactuar con la empresa o persona que está detrás del blog en cuestión, por ejemplo a través de los comentarios.
  • Generar ingresos: son muchas las personas que se abren un blog para monetizarlo y así generar ingresos. Existen un amplio abanico de métodos diferentes, como Google Adsense, programas de afiliados, publicidad directa, etc. Se trata de uno de los métodos de ganar dinero de forma pasiva, más seguidos a día de hoy.
  • Palabras clave: en las entradas de un blog las palabras clave son esenciales. Hay que realizar un minucioso estudio previo para seleccionarlas y así recibir tráfico web.
  • Lenguaje: cuando una persona o una empresa abre un blog, una de las primeras decisiones que debe tomar tiene que ver con el lenguaje de las entradas. Si se trata de una plataforma dirigida a un público muy especializado en un determinado tema, lo mejor es utilizar un lenguaje técnico y profesional. Si en cambio es un blog personal para escribir acerca de viajes y destinos, es mejor opción utilizar un lenguaje personal y cercano.
Si quieres conocer algunos otros plugins de Wordpress te recomendamos la lectura del artículo “Los 12 mejores plugins para Wordpress gratuitos”.

Además, desde Axarnet, también recomendamos alojar las páginas web desarrolladas en Wordpress en un hosting Wordpress.

Tipos de blogs

Actualmente, se diferencian tres tipos de blogs.
  • Blog personal: su principal objetivo no es otro que desarrollar temas sobre uno mismo y su día a día; es algo similar a un diario.
  • Microblog: buscan captar la atención de los usuarios con 140 caracteres, valiéndose sobre todo de fotos y videos.
  • Blog corporativo: el blog de una determinada compañía que generalmente se engloba dentro de una estrategia muy pensada.
También se puede hacer diferenciación entre los distintos tipos de blogs en función de su target y objetivos.

Objetivo del blog y target

  • Profesional: un blog profesional es una plataforma creada para promover y desarrollar la marca profesional de una persona, tanto física como jurídica. A través de ella puede promocionar sus servicios, hacer networking.
  • Personal: este es uno de los tipos de blogs más populares en la actualidad. Tal y como su propio nombre indica, son una herramienta que abren y gestionan personas físicas para compartir su opinión sobre algunos temas, hablar acerca de sus experiencias, contar a los internautas sus rutinas diarias, etc. Por ejemplo, hay quienes optan por abrir un blog sobre viajes, creando diferentes entradas en las que cuentan sus experiencias alrededor del mundo.
  • Corporativo: este tipo de blogs tienen como principal objetivo promover una determinada compañía, tratando de crear visibilidad y dirigir tráfico hacia el sitio web o tienda online. Por ejemplo, una empresa dedicada a las nuevas tecnologías puede crear un blog en el que se dedique a dar noticias interesantes para su público objetivo: nuevos lanzamientos de dispositivos, innovaciones tecnológicas, etc.
  • Nicho específico: y, por último, el blog de un nicho específico. No tiene como objetivo fortalecer la imagen de marca de una persona o compañía, sino compartir temas que pueden resultar de interés y valor para determinados nichos. Lo más habitual en este tipo de plataformas es que haya distintos autores, quienes en la gran mayoría de los casos son anónimos.
  • Marca: el blog de marca es aquel que permite dar a conocer una marca profesional, pero con un toque personal. El principal objetivo es hacer branding, compartiendo información acerca de una determinada temática, además de experiencias personales. Una herramienta muy efectiva para hacer la marca más cercana y personal.
  • Red privada: este tipo de blogs se crean para formar una red de blogs privada. Están dirigidos a mejorar el posicionamiento de un sitio web mediante enlaces. No requieren de una comunidad de lectores ni de la publicación constante de artículos, por lo que son sencillos de manejar.
  • Metralla: y, por último, los conocido como blogs metralla. Reciben este nombre porque su único objetivo es ganar mucho dinero, por lo que en ocasiones recurren a métodos poco éticos: copiar contenido de otros sitios, insertar publicidad engañosa para estafar a los usuarios, etc. Los ingresos no suelen ser muy duraderos.

¿Cómo elegir el mejor tipo de blog?

Una vez conoces las características de un blog y los diferentes tipos que existen, es el momento de valorar cuál es el que mejor se adapta a tus propios objetivos y necesidades.
  • Meta: el primer aspecto a valorar es el objetivo principal del blog. ¿Qué es lo que te interesa lograr con esta plataforma? En función de si deseas fomentar tu marca personal, promover una compañía o compartir tus vivencias personales, deberás optar por uno u otro.
  • Diferenciación: actualmente, existen millones de blogs en todo el mundo. Si quieres que el tuyo realmente triunfe y sea todo un éxito, la diferenciación es un aspecto clave. Elige un diseño que realmente se identifique con lo que deseas transmitir, escribe temas interesantes, aporta valor al texto con imágenes y videos, etc.
  • CMS: y, por último, debes valorar cuál es el gestor de contenidos que mejor se adapta a tí. WordPress es una de las mejores opciones disponibles. Son varias las ventajas que ofrece. Por un lado, es muy sencillo de manejar, por lo que no necesitas tener conocimientos técnicos para utilizarlo. Por otro lado, ofrece una gran selección de posibilidades de personalización, con Temas, Widgets y Plugins. Y, por último, permite optimizar el blog para SEO.
Por último, cabe señalar que los distintos tipos de blogs que hay están enfocados a diferentes públicos. Por lo tanto, es imposible generalizar acerca del funcionamiento y la administración de una plataforma de este tipo. Lo que funciona muy bien para un tipo de blog en concreto puede que no funcione para otro.

Lo más importante es tener muy claro cuáles son los objetivos y, a partir de ahí, construir una plataforma sólida, enfocada tanto a Google al público objetivo y de calidad. Para que un blog, sea del tipo que sea, tenga éxito y cumpla su función, es importante ser constante, tanto en su administración como en la publicación de contenido.

 
About the Author

Comparte esta página: