Seguridad informática: ¡Trucos para mantener tu web libre de amenazas!

En Axarnet queremos ofrecerte algunos trucos para mantener tu web libre de amenazas. Aplicar estos tips de seguridad informática te ahorrará inconvenientes en el futuro. Los ataques de este tipo no solo están dirigidos hacia los sitios, sino también a equipos y softwares. Conoce cuáles son los peligros que enfrentas y cómo prevenirlos.

Delitos informáticos en aumento

Basta con darle un vistazo a las noticias informáticas cada año para percatarse del peligro al que está expuesta cualquier web. Los Sistemas de Manejo de Contenido (CMS, por sus siglas en inglés) suelen tener huecos de seguridad que los hackers pueden aprovechar para infectar los sitios.

Estos individuos maliciosos también sacan provecho a apps o softwares populares. Por ejemplo, se han detectado versiones falsas de Pokemon Go que contienen malware. De esta manera acceden a equipos y cuentas conectadas a ellas.

Para cualquier negocio que tenga presencia online la seguridad informática debe ser prioridad. Se trata de proteger sus datos y transacciones de ataques y violaciones. No es un riesgo solo para las grandes empresas, cualquiera está en peligro. Desde la web de una multinacional hasta el blog para promocionar tu marca personal, todos están en riesgo.

Por eso es importante aplicar un plan de seguridad a tiempo. Una guía que te permita identificar las amenazas y actuar en consecuencia para evitar riesgos. Si no previenes ataques hackers contra tu web no solo te puede costar dinero y caída de la productividad; sino que podrías perderla para siempre.

Hay que tener claro que para garantizar la seguridad de la web no solo debes vigilar el sitio. También debes aplicar medidas para proteger el hardware, el correo electrónico, la red desde la cual navegas, etc. Porque los ataques pueden llegar desde cualquier sitio y con cualquier propósito.

En otras oportunidades hemos mencionado la importancia de un buen servicio de hosting para proteger la web. Y es que un proveedor responsable sabrá asesorarte acerca de las medidas que debes tomar y estará vigilante ante cualquier amenaza.

En Axarnet, por ejemplo, contamos con protección SiteLock para detectar la presencia de malware, virus y agujeros de seguridad.

Tipos de amenazas informáticas de las que debes cuidarte

Los riesgos de estar en la web son muchos y los propietarios de websites son cada vez más conscientes de ellos. Sin embargo, aún vemos cómo las violaciones de seguridad son comunes. Lo que sucede es que a la vez que progresan las medidas de protección, los hackers encuentran nuevas formas de violar los sistemas.

Quiere decir que en ningún momento hay que bajar la guardia ante estas amenazas. Por el contrario, hay que estar actualizados en todo momento. Si es preciso, además de la seguridad que provea el hosting, debes contar con un experto informático en tu empresa que se encargue del tema.

¿Te interesa saber cuáles son los tipos de amenazas informáticas más comunes? A continuación te hablamos de ellas.

1. Virus, gusanos y caballos de Troya

Aunque en muchas oportunidades los confunden entre sí, se trata de tres amenazas distintas. Se diferencian entre sí por el tipo de riesgo que significan y cómo se propagan en el sistema.

Conozcamos las características de cada uno de ellos:

  • Virus: son códigos informáticos que necesitan de alguna acción humana para actuar y propagarse. Por ejemplo, instalar o ejecutar un software infectado. Hay virus inofensivos, otros pueden afectar dañar los equipos, afectar el software o toda la red.
  • Gusanos: a diferencia de los virus, este tipo de códigos se propaga sin la acción humana. Consumen recursos del ordenador, la red y los servidores. Por lo general llegan a través de spam, phishing, ataques directos, entre otros.
  • Caballos de Troya: conocidos como troyanos. Es un tipo de malware que se instala cuando descargas un software infectado. Por sí solo no hace daño, sino que permite a los hackers entrar a través de él y controlar el software.

2. Robo de identidad

Sucede cuando un tercero tiene acceso a los datos confidenciales de la organización y los utiliza a su favor. Esto es consecuencia de tener contraseñas débiles y niveles de autenticación únicos. Además, de cuidar poco la forma de navegar en Internet.

Los individuos se pueden hacer con estos datos a través de correo electrónico malicioso o enlaces dudosos. Incluso, antiguos miembros de una organización que después de salir tienen acceso a un usuario pueden causar problemas.

3. Keylogger

Son programas que entran al ordenador a través de virus o troyanos. Su objetivo es grabar las pulsaciones del teclado para obtener contraseñas y otros datos privados.

Cuando un hacker obtiene este tipo de información se convierte en una amenaza inminente. Es capaz de secuestrar las cuentas del usuario, espiar sus actividades, hacer transacciones a su nombre, etc.

4. Spam publicitario

Este tipo de amenaza proviene de un software conocido como adware. Este tipo de programas ofrece publicidad a través de una web. El problema comienza cuando se utiliza para monitorear la actividad de los usuarios. En estos casos se considera spyware.

No todos los adware se comportan de forma maliciosa, pero pueden contribuir a que disminuya el rendimiento de la web.

5. Denegación de servicio

La denegación de servicio consisten en un ataque en el cual el servidor de la web recibe múltiples peticiones que afectan su disponibilidad. El servidor queda saturado y no se puede acceder al sitio.

Este tipo de ataque se conoce como DOS (Denial of Service) y la única solución que tiene es esperar. Al identificar la IP desde donde provino el ataque es posible bloquearla para que no suceda de nuevo.

6. Ataques DDOS

Se trata de la misma amenaza que mencionamos en el punto anterior. En este caso, el ataque no proviene de una sola dirección IP, sino de varias.

Pueden provenir de usuarios que han sido atacados por hackers y no saben lo que sucede. Como consecuencia es más complicado detectar el origen del problema y bloquear las IPs.

Estos son apenas algunas de las amenazas más comunes a la seguridad informática. Para proteger tu web y tus equipos toma todas las medidas posibles. A continuación te hablaremos de algunos practicas que debes comenzar a emplear.

5 Trucos para mantener tu web libre de amenazas

Nuestra principal recomendación para tu organización es no esperar a que suceda un ataque para buscar protección. Es cierto que desde el proveedor te ofrecemos el servicio para mantener tu web limpia de malware y amenazas, pero tus acciones también cuentan.

Siempre y cuando actúes a tiempo, puedes prevenir cualquier de las amenazas anteriores. Y muchas más que están allí en la web. También debes crear conciencia entre las personas que trabajan contigo, si las tienes. Porque un paso en falso de alguno y tendrás problemas.

Evita el intercambio de credenciales entre trabajadores y enséñales qué tipo de enlaces son seguros abrir. Crear varios niveles de autenticación también te ayudará a enfrentar los problemas.

La prevención comienza cuando contratas a alguien que vigile la seguridad de la web y los equipos informáticos. Como mencionamos antes, tener un plan de acción es necesario. Y es un experto quien debe crearlo. Este sabrá qué hacer en caso de que llegue cualquier ataque. Entre sus primeras acciones debe estar realizar una auditoría de seguridad. De este tema te hablaremos en el primer consejo.

1. Realiza auditorías de seguridad a tu web

Se trata de un análisis que identifica las vulnerabilidades que tiene el sistema. Una vez hecho el estudio se establecen las acciones preventivas y correctivas.

Las auditorías a los sitios webs permiten detectar inyección de código SQL, entre otros problemas. Además de la web también se pueden analizar la seguridad de las redes locales e internas, códigos de aplicaciones, etc.

En Internet hay programas de código libre que permiten hacer auditorías de seguridad a la web. Entre ellas podemos mencionar WhatWeb, Watobo y WebSploit. A través de este tipo de servicios puedes escáner y obtener información útil sobre el sitio, correo electrónico, direcciones IP, etc.

2. Vigila todos los niveles de seguridad

No concentres tu atención solo en la web. Evita que tus equipos y programas reciban ataques. Protege el hardware con cortafuegos y módulos de seguridad HSM. En cuanto al software, identifica cuáles son las posibles defectos para prevenir el acceso de hackers a través de ellos.

La seguridad en la red es el tema más delicado, porque es a través de Internet desde donde llegan la mayor parte de las amenazas. Algunas prácticas seguridad durante la navegación son las siguientes:

  • No ejecutar ningún programa sin verificar su origen.
  • Instalar antivirus y mantenerlos actualizados.
  • Al descargar programas, aplicaciones o complementos, hacerlo desde los sitios oficiales.
  • Bloquear los sitios donde se haya detectado la presencia de malware.

3. Mantener las actualizaciones al día

Desde el sistema operativo, pasando por las aplicaciones, el CMS, plugins, antivirus... Todo tiene que estar actualizado. Es importante hacerlo porque en cada actualización se corrigen problemas de seguridad previos. Si no lo haces le dejas una puerta abierta a los hackers.

Al momento de actualizar asegúrate de hacerlo desde los sitios oficiales. Dentro de tu plan de seguridad, deja claro cada cuánto tiempo hay que revisar este punto.

4. Vigila el correo electrónico

El correo electrónico es una de las vías más frecuentes por las que ingresan los ataques a los datos del usuario. El spam y el phishing son dos amenazas constantes.

El spam es el envío de correo electrónico masivo. El phishing es el término con el que se identifica a los correos falsos, a través de los cuales se consigue información privada.

¿Qué medidas puedes tomar para evitar estos problemas?:

  • Utiliza contraseñas fuertes, que sean difíciles de descifrar por los hackers.
  • Explora cualquier archivo adjunto en los mensajes que recibas.
  • Utiliza filtros antispam.
  • No acceder a enlaces de procedencia dudosa.
  • No envíes ningún tipo de dato personal o financiero a través de correo electrónico.
  • Cuando vayas a acceder a algún enlace, verifica que este posea el protocolo de seguridad https.

5. Establezca varios niveles de autenticación

Los sistemas de autenticación múltiples son de gran utilidad para proteger cuentas y accesos a los sistemas. Estos ayudan a prevenir el acceso a terceros en caso de tener contraseñas débiles, permitiendo un segundo nivel de autenticación.

Esta medida permite protegerte incluso de personas dentro de la misma organización que intenten acceder en áreas que no le correspondan.

Son muchos los aspectos de seguridad que puedes tomar en cuenta a la hora de proteger tu web. Incluso el tipo de servidor que escojas te ayudará en este tema. Por ejemplo, un servidor VPS será más seguro que uno compartido, puesto que limitas el acceso a tu servidor. Si tienes alguna duda y quieres saber más trucos para mantener tu web libre de amenazas, contacta con nosotros y con gusto te ayudaremos.

About the Author

Comparte esta página: