Administración de servidores: todo lo que debes saber

Actualmente son muchas las personas que apuestan por hacerse con un servidor. Su instalación y configuración es muy sencilla. No obstante, es importante recordar que la administración de servidores Linux o Windows requiere de constancia. El mantenimiento de los servidores es una tarea que necesita una vigilancia constante para asegurarte de que el sistema es estable y no sufre ningún tipo de ataque o se sobrecarga ante un pico de tráfico.

El mantenimiento de servidores debe realizarse desde el primer momento en que estos comienzan a funcionar. Y es que, aunque en un primer momento parezca que el mantenimiento no es una tarea demasiado relevante, es importante sentar las bases para el medio y largo plazo, cuando el tráfico sea más elevado y los recursos almacenados en el servidor sean mayores.

- ¿Qué hay que tener en cuenta en la configuración de servidor?
- Servidor Linux VS Servidor Windows
- Servidores VPS Administrados y No Administrados

¿Qué hay que tener en cuenta en la configuración de servidor?

A continuación señalamos algunos de los aspectos principales a valorar a la hora de administrar un determinado servidor.

Backup

Backup - Axarnet

Aunque la seguridad (backup) pueda parecer un aspecto totalmente básico a la hora de administrar un servidor, no son pocos los usuarios que se olvidan de poner su información a salvo. Por lo tanto, desarrollar y llevar a cabo una estrategia de backup es un aspecto fundamental. De esta manera, si ocurriese cualquier tipo de incidente con el servidor, la información no se pierde.

Existen determinadas tecnologías para desarrollar una estrategia de backup sólida, como por ejemplo Tar o Rsync. También hay que prestar especial atención a la seguridad de las bases de datos de MySQL.

Los puntos a considerar a la hora de desarrollar una estrategia de seguridad en la administración de servidores son los siguientes. Por un lado, debe actualizarse de manera periódica. Por otro lado, debe tener lugar en una localidad física externa a donde se encuentra el propio servidor. Y, por otro lado, debe incluir toda la información.

Una vez desarrollada la estrategia de backup, es indispensable comprobar que no ocupen espacio de almacenamiento. Todos los registros de actividad generados por el servidor deben ser eliminados de manera automática cada cierto tiempo.

Monitoreo de procesos

Monitoreo de procesos - Axarnet

Otro aspecto a valorar a la hora de establecer la administración de servidores es la monitorización de las cargas de la CPU, tanto en relación al uso de la memoria como al ancho de banda utilizado. Un tip indispensable para detectar a tiempo cualquier tipo de actualización o mejora.

De esta manera, estás al tanto de todo y, en cuanto haya una amplificación, realizarla para que no llegue un momento en el que el servidor se vea saturado y no pueda hacer frente al tráfico de usuarios. Así, evitas que el servidor se caiga ante un pico de tráfico y no seas consciente de ello hasta que un usuario lo notifique.

Fortalecimiento del servidor

Fortalecimiento del servidor - Axarnet

Otro aspecto que debes tener muy presente en la administración de servidores es el fortalecimiento de los mismos. Se trata de un proceso muy sencillo pero al mismo tiempo, imprescindible. En primer lugar debes realizar un análisis detallado sobre qué procesos están corriendo en tu servidor, así como los puertos que tienes abiertos y si dispones de alguna herramienta capaz de hacer frente a la gran mayoría de ciberataques. Y, en segundo lugar, con toda la información en tu mano, apostar por las mejores soluciones en cuanto a seguridad.

Un tip a recordar es que ningún sistema es capaz de garantizar la seguridad de un servidor de manera integral, al 100%. No obstante, sí existen sistemas muy avanzadas tanto tecnológica como técnicamente que te ofrecen una protección al 99%.

Actualizaciones de seguridad

Actualizaciones de seguridad - Axarnet

Prácticamente a diario se producen ciberataques en cualquier parte del mundo. Así, los expertos en seguridad informática van desarrollando nuevas actualizaciones y parches de seguridad a medida que van analizando nuevas vulneraciones y encontrando soluciones para las mismas.

Pues bien, en la administración de servidores es indispensable estar pendiente de todas las novedades en cuanto a seguridad. No es raro que muchos administradores de sistemas decidan pasar por alto las actualizaciones o parches de seguridad. En ocasiones esta actitud se da por simple desconocimiento de la importancia que tiene.

Un punto que te recomendamos revisar de manera frecuente porque si no dispones de la última actualización o parche del sistema de seguridad, estás dejando vía libre a los hackers hacia tu servidor.

Migración

Si requieres una nueva solución de alojamiento para un proyecto web porque necesitas más rendimiento o un escalamiento con mayor flexibilidad, por ejemplo, debes llevar a cabo lo que se conoce como migración de servidor.

Una de las principales razones por las que las empresas optan por transferir los datos a un nuevo servidor es que el hardware ya no es capaz de hacer frente a la demanda y no es posible realizar una actualización.

Esta es una tarea relativamente compleja, más aún si el proyecto web es grande y/o si la arquitectura es totalmente nueva.

Por supuesto, lo más importante es seleccionar el servidor de destino correcto, que se adapte de manera precisa a las características del proyecto. Para la configuración del nuevo servidor es indispensable limpiar el antiguo servidor, eliminando cuentas de correo electrónico, páginas y copias de seguridad que hayan quedado obsoletas.

La solución más sencilla para migrar los datos de forma sencilla y adecuada es basarse en el estado actual en el que se encuentra la información. Así, esta es transferida al hardware del nuevo servidor y, finalmente, se configura la IP o el DNS.

Sincronización con aplicaciones externas

Si el proyecto web requiere el acceso continuado a una base de datos, lo más aconsejable es optar por una solución híbrida de migración de servidores. De este modo, el servidor actual se mantiene activo.

El proceso consiste en declarar a la base de datos actual a modo de “master”, de modo que esta sea capaz de subordinar a la nueva base de datos durante la configuración como “slave”. Así se consigue que ambas aplicaciones se sincronicen en tiempo real. Una vez ambas bases de datos están al mismo nivel, es posible invertir los roles para que así la nueva base de datos pase a ser “master”. Una gran alternativa para que el proyecto continúe disponible incluso durante la migración.

Una de las principales ventajas que supone la sincronización en tiempo real es que, si ocurre cualquier tipo de error con el nuevo servidor, es posible acceder a la antigua base de datos. De este modo, se asegura la plena actividad del proyecto web.

Servicios de autenticación y encriptación

Para la autentificación en un servidor de usuarios hay una serie de pautas a seguir de manera previa. Lo primero y más importante es configurar tantas cuentas de usuario como sean necesarias en el registro de autenticación.

El incremento de las brechas de seguridad está provocando que las empresas destinen un cada vez mayor presupuesto a la seguridad de los servidores. Son cuatro los pilares básicos sobre los que se asienta la seguridad: autenticación en un servidor, autorización, auditoría y encriptación de datos.

Se denomina encriptación al proceso de obcecar datos a través del uso de una determinada clave o contraseña. Es importante conocer que el cifrado en ningún caso resuelve los problemas de control de acceso, aunque sí mejora de forma notable la seguridad.

Servidor Linux VS Servidor Windows

Actualmente, hay más servidores con Linux como S.O. que Windows debido al amplio abanico de ventajas que ofrece. La característica más destacada de Linux frente a Windows es que es un sistema operativo mucho más estable; Linux es capaz de manejar grandes cantidades de procesos mejor que Windows.

Además, Microsoft actúa más lentamente ante cualquier agujero de seguridad en Windows. Todo ello sin contar la flexibilidad que ofrece Linux frente al sistema operativo de Microsoft.

Servidores VPS Administrados y No Administrados

En Axarnet podemos ofrecerte tanto servidor no administrado como servidor administrado, tanto Linux como Mac. En ambos casos, contamos con una gran selección de planes que se adaptan a todo tipo de preferencias y necesidades.  Todos los planes son escalables, de manera que puedes ampliar tus recursos en función de las dimensiones de tu proyecto.
 
En caso de apostar por un servidor administrado, nosotros nos encargamos de la administración de servidores. Contamos con un gran equipo de profesionales especializados en soporte técnico que te ofrecen un servicio de calidad. Si prefieres un servidor no administrado de Axarnet, eres tú quien debe realizar la administración de servidores Windows o Linux, en función del Sistema Operativo que hayas seleccionado.

En Axarnet utilizamos servidores Dell o Supermicro con procesadores Intel Xeon, 256GB RAM y discos SSD en Raid 10. La última tecnología del mercado a tu servicio. Una de las principales ventajas de contar con nuestros servicios es que contamos con una arquitectura tecnológica de nuestro CPD muy compleja, de manera que tu servidor estará siempre disponible; garantizamos el mantenimiento del servidor sin caídas.
About the Author

Comparte esta página: