¿Cómo escoger el hosting para tu e-commerce?

Axarnet te trae una serie de recomendaciones para que aprendas a escoger el hosting para tu e-commerce. Elegir el proveedor de servicio más adecuado para una tienda online, no es igual que para una web personal. Hay factores adicionales que deberás considerar en este caso. Continúa leyendo para conocer más del tema.

¿Por qué invertir tiempo en la elección del alojamiento web?

El hosting es el servidor donde alojas tu sitio web, ahí se almacena toda la información y archivos de una web. Hay hospedajes gratuitos y pagos. El primero es atractivo a primera vista, pero las limitaciones de recursos y amenazas a la seguridad hacen pensarlo dos veces antes de escoger uno de ellos. En especial si manejamos un negocio online.

Al plantearte la creación de un e-commerce debes estar al tanto de la importancia de escoger un buen alojamiento. Es lo mismo que sucedería con una tienda física, te tomarías el tiempo necesario para escoger el local. ¿Por qué tendría que ser distinto en este caso?

Y es que, el servicio donde decidas alojar tu tienda impactará en su rendimiento. Si el hosting no te garantiza una buena velocidad de carga, la experiencia del usuario no será buena y abandonará el sitio. En consecuencia pierdes ventas y también posicionamiento en los motores de busqueda. Esto solo por nombrar un ejemplo.

Evalúa tus opciones

En el mercado hay muchas empresas que ofrecen este servicio, lo cual complica más tomar la decisión correcta. Hay una batalla de precios que no pocas ocasiones termina por ser un engaño. Debes tener claro que lo más económico te puede resultar muy caro al final. Pero el servicio más costoso puede que no sea lo más conveniente tampoco, aunque traten de convencerte de ello.

Solo evaluando las prestaciones que te ofrezca cada servicio al que acudas determinarás cuál es el mejor hosting para una tienda online. Mientras haces tu selección pide referencias a usuarios actuales. Ellos te darán una idea sobre cómo funciona el servicio.

Busca la empresa que te ofrezca la mejor relación costo/rendimiento. Necesitas un servicio que sea estable, rápido, seguro y con atención inmediata. Una falla que no se atienda en el momento oportuno te hará perder dinero y autoridad. No quieres que eso te suceda en tu emprendimiento.

En este post hablaremos de estos y otros factores que debes tomar en cuenta al escoger el hosting para tu e-commerce.

Tipos de hosting comunes

En otras oportunidades te hemos hablado sobre los tipos de hosting existentes. En nuestro post sobre alojamiento web tocamos el tema con más profundidad. Sin embargo, aquí haremos un resumen sobre los más comunes para poder continuar con el tema central.

  • Hosting compartido. Es el servicio más sencillo y económico. Los recursos del servidor los comparten entre varios sitios. De manera que lo que afecta a uno, afectará a todos. Es una opción para tiendas desarrolladas con WordPress o Prestashop y que no tengan mucho tráfico.
  • Servidores VPS. Se trata de un Servidor Privado Virtual en el que la web se aloja en un servidor virtual exclusivo. Aunque la ubicación física es compartida. Es más caro que el compartido. Considera esta alternativa si tu e-commerce tendrá un catálogo muy amplio. Con más de 10 mil productos, por ejemplo. También para tiendas creadas en Magento.
  • Hosting dedicado. En este caso el servidor es exclusivo y todos los recursos del mismo están a disposición de la web. Es la opción más costosa y tendrás que contratar a alguien que lo maneje si no sabes cómo hacerlo tu mismo. Si tu tienda virtual está desarrollada en Magento o en una aplicación a medida, puede ser el más conveniente.
  • Cloud hosting. Es un servicio de alojamiento en la nube. Utiliza los recursos que necesitas de acuerdo al crecimiento de la web. En consecuencia, el gasto no es fijo, variará de acuerdo al consumo. También es apropiado para negocios con un catálogo amplio y que necesiten tiempos de carga muy rápidos.

¿Cómo escoger el hosting para tu e-commerce?

Como mencionábamos son muchos los factores que debemos considerar para hacer la elección del mejor hosting web.

Habrás notado en el apartado anterior que uno de estos elementos es el software que utilices para montar la tienda. Dependiendo de la aplicación que uses necesitarás ciertas tecnologías. La mayoría de las que se utilizan hoy en día requieren de tecnología PHP. Este es el caso de Wordpress, Prestashop, Joomla, entre otros.

Los sitios basados en este lenguaje de programación exigen más recursos que aquellos compuestos por ficheros HTML. También requieren de una base de datos MySQL. Estas son las más comunes, pero hay más aplicaciones que podrían necesitar bases de datos MongoDB.

En el mercado encontrarás empresas que te ofrecen servicios de hosting especializados. La ventaja de estas es que conocen bien el funcionamiento de las aplicaciones. En caso de algún problema sabrán cómo solucionarlo y te podrán aconsejar sobre el manejo de las mismas.

Otro factor a considerar es la estrategia en la que se base tu tienda online. Si la prioridad es el precio o vendes pocos (o un único producto), con un servidor compartido será suficiente. En cambio si tienes un catálogo amplio, como veíamos arriba, te conviene más un cloud hosting o un servidor VPS.

Pero si tu estrategia se basa en ofrecer una experiencia única a los clientes, opta por uno dedicado. Así tendrás a tu disposición todos los recursos que requieras.

Tu tienda debe estar donde está el cliente

¿En dónde están ubicados tus clientes potenciales? Si están en España, lo más lógico es alojar la tienda online allí mismo. Así te ahorrarás contratiempos legales -como el cumplimiento de leyes de protección de datos personales- y favorecerás los tiempos de carga.

Está claro que el e-commerce quedará alojado en la nube y cualquiera podrá acceder a él. Pero al tener una dirección IP correspondiente al país donde vayas a vender tu posicionamiento web se verá favorecido. Es uno de los factores que Google toma en cuenta para esto. La velocidad de carga más rápida también te ayudará en el SEO.

Los servidores de Axarnet están en España y la dirección IP que tendrás con nuestro hoting será española. Por tanto, los sitios alojados en nuestros servidores tendrían esa ventaja en cuanto al posicionamiento en el país.

Adáptate al presupuesto

Es evidente, no puedes invertir más de lo que tienes disponible al escoger el hosting. Evalúa con detalle cuáles son los requerimientos que necesitas. De acuerdo con esa información haz la elección.

Si tu tienda es pequeña requerirá de un servidor sencillo, por lo tanto, uno compartido será suficiente. En este punto juega un papel importante la escalabilidad del servicio.

Te preguntarás qué es la escalabilidad. Se trata de la posibilidad de “escalar recursos”. Es decir, a medida que tu e-commerce crezca debes tener la opción de contratar un servicio más especializado.

Al principio quizás no tengas mucho tráfico, pero cuando comiences a atraer más clientes, un servidor compartido se hace insuficiente. El proveedor del hosting debe permitirte cambiar de plan de manera fácil y rápida, ajustándolo a las nuevas necesidades.

Servicio técnico

Otra de las características indispensables del proveedor del hosting es el apoyo y servicio técnico. Tiene que estar disponible 24 horas, porque no sabes en qué momento fallará tu tienda online.

No creas que todo lo puedes resolver por tu cuenta. Si has considerado un hosting que no te brinda la atención que necesitas te arrepentirás en cualquier momento.

Las mejores empresas tienen distintas alternativas de contacto. Por teléfono, correo electrónico, vía chat y tickets son las más frecuentes. Es muy recomendable averiguar a través de foros especializados o las vías que tengas disponibles cómo es la atención al cliente de la empresa.

El tiempo de respuesta debe ser rápido. Si alguna parte de tu tienda falla, no querrás enviar un correo que no tenga respuesta o lo hagan después de varios días. Tu web se vería muy afectada a consecuencia de esto.

También es recomendable que escojas una empresa en tu idioma, español en este caso. Así es más fácil explicar los detalles técnicos de la falla. Intenta hacerlo en un idioma que no manejes. ¡Puede ser un desastre!

Características técnicas del hosting

Además de todo lo que hemos visto hasta ahora, ¿qué más le puedes pedir a tu proveedor de hosting? Te adelantamos que mucho más. Veamos algunas de las características técnicas que debes valorar al momento de contratar una empresa de alojamiento web:

Velocidad de carga

Este punto debe quedar claro. Mientras más rápido cargue el sitio web, mejor. Pídele a la empresa los detalles sobre este aspecto. Si es muy lenta, la experiencia del usuario no será buena y el posible cliente se irá con la competencia.

Además, como ya dijimos, está el tema del posicionamiento web. Si quieres que Google te favorezca debes cuidar la velocidad de carga.

El hosting no es lo único que afecta los tiempos de carga. Tener un buen diseño también es importante, así que invierte en el desarrollo de tu web, para que esté optimizada.

Ancho de banda

Esto es la cantidad de información que se transfiere entre el servidor y los usuarios durante un tiempo determinado. Las necesidades varían de un sitio a otro. Tener un 1 gigabyte debería ser suficiente para tu tienda.

Cuídate de las empresas que ofrecen transferencia ilimitada, puesto que es difícil que sea cierto. También de aquellas que penalicen si te excedes del límite.

Seguridad

Para que tus posibles clientes vean con buenos ojos tu tienda online y confíen en ella tiene que ser un sitio seguro. El servicio de hosting también te debe ofrecer un certificado SSL. Este lo que hace es encriptar la información que suscribe el usuario en la web para que nadie más la pueda utilizar.

También debe garantizarte la protección del sitio como tal. Mantenerlo libre de virus y amenazas. De igual forma, necesitas que hagan respaldo del sitio para recuperar la información en caso de que tengas algún problema.

Espacio de almacenamiento

Una de las principales diferencias entre una web regular o un blog y una tienda online es la información que contienen. En el caso del blog personal, la mayor parte es texto, por lo tanto no ocupa mucho espacio.

En cambio en una tienda online, tienes que publicar las imágenes de los productos y estas sí consumen más espacio en disco. Con 1GB de espacio debe ser suficiente, aunque si tienes muchas imágenes en alta resolución podrías necesitar hasta 4GB.

Otros servicios

El proveedor del hosting debe ofrecerte otros servicios como el manejo de cuentas de correo. Así como la instalación de módulos y aplicaciones que te permitan agregar carritos de compra, libros de visita, manejar estadísticas, chat, entre otras funciones.

Busca una empresa en la que puedas registrar el dominio y te proporcione el servicio de hosting al mismo tiempo. No es una prioridad, pero te evitará tener que contratar dos empresas distintas.

Esperamos que este post para te sea útil para escoger el hosting para tu e-commerce. Si crees que falta algún detalle déjanoslo saber en los comentarios.

About the Author

Comparte esta página: