¿Cómo funciona un VPS?

En líneas generales, los servidores VPS son un tipo de alojamiento a medio camino entre el alojamiento compartido y el hosting dedicado. Las siglas VPS responden a Virtual Private Server o Servidor Virtual Privado; se trata de un método de dividir un único servidor físico en varios servidores, de manera que todo se ejecuta en una misma máquina.

No obstante, a diferencia del alojamiento compartido, cada servidor puede funcionar con su propio sistema operativo y puede ser reiniciado de manera independiente. Los servidores virtuales funcionan de forma independiente los unos de los otros a pesar de compartir el mismo hardware.

¿Cómo funciona un VPS?

Te contamos cómo funciona un VPS.

Los servidores VPS funcionan mediante la tecnología VPS Virtuozzo de Parallels. Esta tecnología se encarga de crear particiones aisladas en un solo servidor físico; cada una de estas particiones aisladas cuenta con su propio sistema de archivos, así como con su propio sistema de software y una determinada cantidad de recursos garantizados. De esta manera, los recursos del nodo se reparten de manera uniforme y equitativa entre los distintos servidores VPS.

A nivel operativo es un servidor dedicado. No obstante, en vez de disponer de una única unidad física dedicada exclusivamente para ti, cuentas con un hosting reservado dentro de dicha unidad física.

Así, los distintos servidores VPS comparten los recursos del servidor, como la CPU y la memoria. Sin embargo, a diferencia del alojamiento compartido, cada uno de los servidores VPS dispone de una partición garantizada. Es el software VPS Virtuozzo de Parallels el que se encarga de repartir de manera equitativa los recursos entre los distintos servidores VPS.

Así, gracias a este software se evita que un determinado servidor VPS pueda afectar negativamente al resto de servidores alojados en ese mismo nodo físico.

De esta manera, cada uno de los servidores VPS se aseguran unos determinados niveles de disponibilidad para responder sin problemas a un volumen masivo de tráfico web.

Características de los servidores VPS

Son servidores propios, de manera que tienes libertad total para administrarlos y gestionarlos en función de tus propios intereses, preferencias y necesidades. No obstante, hay que tener en cuenta que son necesarios una serie de conocimientos avanzados sobre el sistema operativo en cuestión, además del manejo de sistema de copias de seguridad.

A diferencia de los servidores dedicados, tienen algunas limitaciones ya que comparten recursos con el resto de servidores VPS.

¿Cuándo contratar servidores VPS?

Sobre cuándo es conveniente contratar este tipo de servidores, lo cierto es que no hay una respuesta universal. No obstante, se suele tomar como referencia el momento en el que el hosting compartido que tienes contratado ha alcanzado su límite. Por poner un ejemplo a modo de referencia, si tienes un sitio web con un volumen de 75.000 visitas diarias, con algunos picos de más de 120 usuarios conectados al mismo tiempo, es un volumen de tráfico al que ningún hosting compartido puede hacer frente.

Además, los servidores virtual privados resultan de utilidad para apps móviles y servicios en línea. 
About the Author

Comparte esta página: