Cómo crear un servidor en local sin ser un experto

Un servidor local es aquel que está localizado en un determinado ordenador. De este modo, en vez de acceder a través de un dominio como www.servidorlocal.com predeterminado, el servidor local tiene la IP y una sección en los archivos que determina el contenido también conocida como localhost.

Es una manera fantástica de trabajar con los archivos offline, así como de guardar copias de seguridad del sitio web.

A continuación explicamos cómo montar un servidor local; señalamos el proceso de instalación de un servidor en local paso a paso.

¿Qué es un servidor en local?

Se conoce como servidor web local a aquel servidor web almacenado en una red local al propio equipo de referencia. Así, el servidor web local se puede instalar en cualquier de los equipos integrantes de una red local. La instalación se realiza mediante un software que permite tanto probar como navegar en la página web.

El servidor local ofrece una serie de ventajas que resulta interesante conocer.
  1. En primer lugar, permite realizar todo tipo de pruebas en el sitio web sin miedo a que éste se estropee, lo cual supone un gran beneficio en pro de proporcionar la mejor experiencia a los usuarios.
  2. En segundo lugar, no es necesario contratar un dominio ya que es 127.0.0.1, de modo que el disco duro hace las funciones del hosting.
  3. Y, en tercer lugar, directamente relacionado con los puntos anteriores, además del propio sitio web en Internet, también se puede tener almacenado en el servidor local como respaldo.
Se trata por tanto de un recurso ampliamente utilizado por las empresas en la actualidad. Y es que, de este modo pueden corregir de forma rápida y sencilla todos aquellos fallos, así como realizar los cambios que consideren oportunos, en el sitio web corporativo hasta que estén completamente seguras de que está listo para ser subido al servidor remoto definitivo.

Características de un servidor en local

Es interesante conocer cuáles son las prestaciones de un servidor local.
  • Actualización: del mismo modo que ocurre con todos los servicios informáticos, es importante actualizar el servidor en local de forma periódica.
  • Sitio web: tal y como hemos señalado, los servidores locales son ampliamente utilizados por las empresas en la actualidad ya que permiten probar un determinado sitio web antes de subirlo al servidor remoto. De este modo, una de sus principales características tiene que ver con el hecho de permitir una mejor experiencia por parte de los usuarios a la hora de navegar en Internet.
  • Remoto: si se configura correctamente, el servidor en local permite el acceso al mismo en remoto de forma segura, sin ningún tipo de vulnerabilidad.
  • Ampliable: por supuesto, la capacidad de un servidor de este tipo es ampliable. Para ello simplemente hay que modificar el hardware y/o el software del equipo.

¿Qué hay que preparar para montar un servidor?

Hay una serie de requisitos mínimos necesarios para que un equipo haga las funciones de servidor local.
  • Sistema operativo: el más utilizado es Windows; no obstante, también se puede utilizar un ordenador con MacOS o Linux como so.
  • Apache: es la aplicación fundamental para convertir el equipo en servidor local.
  • MySQL: se trata de una aplicación de bases de datos que controla Apache y que permite la creación de todas aquellas bases de datos que sean necesarias para desarrollar el proyecto.
  • PHP: se trata de la tecnología de programación que utiliza el servidor en cuestión.
Todas las aplicaciones mencionadas se han desarrollado después del lanzamiento de Linux y son de código abierto, por lo que se actualizan con relativa constancia.

Aunque se pueden instalar por separado, lo más recomendable es optar por el paquete denominado LAMP para Linux, que las engloba a todas; este paquete recibe el nombre de WAMP para Windows y MAMP para Mac.

Además de lo propio del software, el hardware también juega un papel esencial. El ordenador en el que se vaya a montar el servidor debe contar con la refrigeración adecuada; lo ideal es que tenga una rejilla bien amplia para que no se sobrecaliente en exceso y pueda dar lugar a cualquier tipo de problema.

La memoria RAM es otro aspecto a valorar ya que este tipo de equipos requieren de un gran rendimiento; lo mínimo aconsejable son 3 GB para que pueda realizar todas las tareas con fluidez.

Merece la pena destacar que no es suficiente con un PC normal de usuario. Y es que no tiene nada que ver el hecho de abrir varias apps en un ordenador a una velocidad normal, que atender a una gran cantidad de consultas al mismo tiempo.  

Así, es conveniente optar por un equipo con uno o varios procesadores multinúcleo capaces de hacer frente a este tipo de exigencias.  

Y, por último además de todo lo anterior, 100% recomendable contar con un sistema de copias de seguridad que permita el almacenamiento de forma automática de todos los archivos almacenados.

Todo esto es si  vamos a tener páginas operativas (publicadas) en dicho servidor. Si es para realizar testeo, es posible que no necesitemos tantas capacidades, porque el tráfico será menor.

Instalación y configuración

A continuación explicamos paso a paso cómo montar servidor local de forma sencilla, sin necesidad de ser un experto en el campo.
  • WAMP: en primer lugar hay que descargar WAMP desde la página oficial del paquete. Es importante prestar especial atención al sistema operativo del paquete ya que ofrece dos opciones. Además, resulta conveniente leer detenidamente las instrucciones que se muestran en la página, así como durante el proceso de instalación para poder realizarlo y finalizarlo de manera exitosa.
  • Icono WAMP: una vez instalado WAMP en el equipo, el software crea de manera automática un icono de acceso directo al mismo en el escritorio. De este modo, los usuarios sólo tienen que hacer clic dos veces seguidas sobre él cada vez que deseen utilizar el servidor local. Cuando se arranca WAMP, el icono es de color rojo; cuando el ordenador funcione como servidor local a pleno rendimiento, se vuelve de color verde.
  • Ejecutar WAMP: una vez los usuarios hacen clic sobre este icono cuando está en color verde, se despliegan todas las funcionalidades del paquete, incluyendo el archivo “php.ini”. Resulta de especial importancia ya que se puede configurar para que el sitio web se pueda visualizar de forma correcta en el servidor local.

Web en local

Durante el proceso de configuración servidor local, uno de los aspectos más importantes es visualizar el sitio web en el servidor local. Pues bien, se trata de un proceso muy sencillo, apto para usuarios con cualquier tipo de conocimiento en el ámbito de la informática.
  1. Durante la configuración servidor local, con el proceso de instalación del paquete WAMP, los usuarios deben seleccionar la ruta de instalación; por defecto es C:\wamp\., pero se puede modificar. De este modo, la ruta en la que se alojan los archivos del sitio web en cuestión es la siguiente: C:\wamp\www\.
  2. En lo relativo a la ruta del servidor local, es por defecto http://127.0.0.1. En el momento en el que los usuarios teclean cualquiera de las rutas disponibles, acceden a una pantalla en la que se les muestran diferentes opciones de configuración servidor local.
  3. El siguiente paso consiste en acceder al apartado “Tools” y ver el enlace phpmyadmin, el gestor de bases de datos de WAMP. También deben acceder al apartado “Your Projects”, en el cual se almacenan todas las carpetas que se han creado en C:\wamp\www\; en cada una de ellas se aloja una página web distinta. 
De esta forma, si un usuario desea instalar WordPress en un servidor local, lo primero que debe hacer es crear una carpeta con el nombre “WordPress” en el servidor; de este modo, la ruta queda configurada de la siguiente manera: C:\wamp\www\wordpress\. Una vez creada, debe copiar todos los archivos de instalación del sistema de gestión de contenidos. Así, si teclea en su navegador http://localhost/wordpress/ accederá de manera automática a la pantalla inicial para comenzar con el proceso de instalación de WordPress.

Por lo tanto, la instalación en servidor local es un proceso relativamente sencillo. Lo más importante es seguir todos y cada uno de los pasos de manera ordenada y prestar especial atención a las instrucciones.

Si ya has realizado todos los pasos y has probado tu proyecto dentro del servidor local y estás dispuesto a dar el paso para publicarlo en un dominio, Axarnet es tu solución
Puedes contratar un servidor dedicado o un servidor compartido con nosotros para almacenar tu página web.

Los servidores dedicados administrados tanto para Windows como para Linux son aquellos que ofrecen una dedicación exclusiva para proyectos web exclusivos; nuestro equipo de expertos se encarga de su administración.

En cuanto a los servidores compartidos, disponibles tanto en Linux como en Windows, cuentan con una gran selección de características de alta gama, perfectos para proyectos web exigentes.

Todos nuestros servidores se alojan en servidores propios en España, lo cual es un plus en términos de seguridad.

¿¡A qué esperas para iniciar tu proyecto web!?
 
 
About the Author

Comparte esta página: