¿Cómo funciona un servidor web?

El servidor web es un espacio de almacenamiento en el que se guardan todos los archivos relativos a un determinado sitio web: texto, imagen, video, etc. Además, es el encargado de mostrarlos a los usuarios mediante los navegadores web. El espacio que ofrecen estos servidores para el alojamiento de los sitios web se conoce como hosting.
 
Dicho de un modo sencillo, un servidor web es un gran ordenador que guarda y transmite datos a través de Internet. Cuando un determinado usuario accede a un sitio web, su navegador se pone en contacto con el servidor, enviando y recibiendo datos que se reflejan en lo que el usuario ve en la pantalla de su ordenador o dispositivo móvil.
 
Sobre los servidores web más utilizados, Apache encabeza el ránking. Nació en el año 1996 y ofrece grandes ventajas para los desarrolladores. En primer lugar, es de código abierto, de modo que recibe novedades y mejoras de forma constante. En segundo lugar, es un servidor multiplataforma. Y, en tercer último lugar, ofrece una gran estabilidad.

¿Qué es un servidor Web?

Un servidor web se define como un software que hace uso del HTTP (Hypertext Transfer Protocol) para almacenar los archivos que forman los sitios web y mostrarlos a los usuarios cuando estos lo solicitan.
 
Por lo tanto, cualquier tipo de sitio web requiere de un servidor de este tipo. Algunas empresas, generalmente de gran tamaño, cuentan con un servidor web propio. No obstante, en la gran mayoría de ocasiones, tanto particulares como compañías, optan por contratar este servicio a un proveedor de alojamiento web como Axarnet.

¿Cómo funciona? ¿Cómo están formadas las peticiones web?

El protocolo utilizado para la transmisión de archivos es HTTP o HTTPS (ofrece un nivel extra de seguridad gracias al cifrado). Este protocolo se basa a su vez en los protocolos de red IP y TCP. Así, un servidor web puede mostrar el contenido de un sitio web de forma simultánea a varios navegadores web.
 
La cantidad de solicitudes,  además de la velocidad con la que pueden ser procesadas, depende de varios factores: hardware, número de solicitudes realizadas por los usuarios al mismo tiempo, etc.
 
Así, es importante escoger el servidor web que mejor se adapte a las necesidades de cada persona o empresa. El principal objetivo es evitar sobrecargas en el servidor que puedan ralentizar la velocidad de carga del sitio web. HTTP engloba una serie de métodos de petición que permiten indicar la acción a realizar para un determinado recurso.

Peticiones GET

El método GET se utiliza cuando se solicita la representación de un recurso en concreto. Está dirigido a la recuperación de datos. Así, se trata de recuperar cualquier tipo de información identificada por el Request-URI. De esta manera, si el Request-URI hace referencia a un proceso de producción de datos, son los datos generados los que se devuelven a modo de respuesta, no el texto fuente del proceso.

Peticiones POST

Este es el segundo tipo de petición HTTP más utilizado a nivel global. Los datos que se envían al servidor se engloban el cuerpo de la propia petición con las cabeceras HTTP correspondientes a la misma. En la gran mayoría de ocasiones guarda relación con los formularios web, en los que los datos son cifrados para ser enviados al servidor de una forma totalmente segura.
 
La estructura propia de una petición POST en un servidor web es la siguiente.
  • Petition type: hace referencia al tipo de petición HTTP que se solicita.
  • Referer: esta cabecera determina cuál es la URL desde la que se ha realizado la petición.
  • Content-Length: especifica en bytes la longitud de los datos que han sido enviados en el cuerpo de la petición.
  • Origin: la cabecera “Origin” señala la URL principal del sitio web.
  • User-Agent: se refiere al identificador del navegador web desde el que se ha lanzado la petición.
  • Content-Type: se utiliza para especificar el formato de los datos que han sido enviados en el cuerpo de la petición.
  • Accept: señala cuál es el formato que se espera en la respuesta.
  • Accept-Language: determina cuál es el código del lenguaje esperado en la respuesta.
  • Accept-Charset: esta cabecera hace referencia a la codificación que debe tener la respuesta por parte del servidor.
  • Cookie: señala de forma específica cuál es el identificador de sesión en la petición.
  • Accept-Encoding: hace referencia al tipo de codificación de la respuesta.

Aplicaciones de un servidor

Acerca de cómo funciona un servidor, resulta interesante conocer cuáles son sus aplicaciones.
  • En el lado del cliente: tal y como su propio nombre señala, es el cliente el que se encarga de ejecutar las aplicaciones en el ordenador del usuario. Son aquellas tipo Java o Javascript, en las que el servidor se encarga de proporcionar el código de las aplicaciones y el cliente las ejecuta a través del navegador web.
  • En el lado del servidor: en este caso es el servidor el que ejecuta la aplicación. A continuación esta genera un determinada código HTML, el cual es tomado por el servidor y posteriormente lo envía al cliente a través del protocolo HTTP.
Por lo general, las aplicaciones de servidor son mejor opción a la hora de desarrollar aplicaciones web. Como se ejecutan en el servidor y no en el ordenador de los usuarios, no requiere de ninguna capacidad extra. Por lo tanto, cualquier usuario, aunque tenga un navegador web básico, puede ejecutar este tipo de aplicaciones.

Servidor Web SSD con Apache

En Axarnet podemos ofrecerte el Servidor Web SSD con Apache. Diferentes planes de alojamiento que se adaptan de forma precisa a todo tipo de necesidades. Utilizamos discos Intel SSD para garantizar un acceso ultra-rápido a la web. Además, ofrecemos soporte técnico las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Todos los planes de Hosting Web Axarnet se alojan en servidores
 
About the Author

Comparte esta página: