Trucos para crear contraseñas seguras

En plena era digital, la gran mayoría de los usuarios tienen que lidiar con numerosas contraseñas a diario: redes sociales, correo electrónico, servicios de almacenamiento en la nube, etc. Para que todos estos servicios estén a salvo de hackers, es importante conocer los mejores trucos y métodos para crear contraseñas seguras. Además, existen diversos programas de gestión de contraseñas que permiten almacenar todas las contraseñas en una base de datos segura.

Consejos para crear contraseñas seguras

Existen una serie de consejos prácticos que merece la pena tener en cuenta para crear contraseñas seguras.
  1. Información personal: a la hora de establecer una determinada contraseña, son muchas las personas que optan por utilizar información personal, como por ejemplo su fecha de cumpleaños. La razón es muy sencilla: este tipo de contraseñas son sencillas de recordar. No obstante, también son las más fáciles de hackear.
  2. Contraseñas comunes: tampoco es una buena idea establecer contraseñas comunes como "123456", "contraseña" y "qwerty". A la hora de hackear por ejemplo una cuenta de Facebook, los piratas informáticos recurren en primer lugar a ellas.
  3. Juego de palabras y números: teniendo en cuenta que “contraseña” no es en absoluto segura, hay quienes sustituyen la letra “s” por un “5”, de modo que queda como “contra5eña”. Pues bien, este tipo de trucos son conocidos por los ciberdelicuentes, por lo que tampoco son una buena idea.
  4. Longitud: la longitud idónea de una contraseña segura es de 11 o 12 caracteres, aunque a día de hoy hay quienes recomiendan al menos 15.
  5. Composición: para que la contraseña realmente sea segura tiene que estar compuesta de tantos caracteres como sea posible. Hay que utilizar al menos una letra mayúscula, una letra minúscula, un número y un carácter especial.
  6. Frases completas: un método muy utilizado en la actualidad para crear contraseñas largas y fáciles de recordar es utilizar frases completas. Algo como, por ejemplo “LaCasaEsMuyConfortable”. Para aumentar la seguridad, se pueden añadir caracteres especiales como “@LaCasaEsMuyConfortable?”.
  7. Una contraseña para cada sitio: otro aspecto muy importante es el de utilizar una única contraseña para cada sitio. De lo contrario, si un pirata informático consigue hacerse con la contraseña, va a poder acceder a todos los sitios sin ningún problema.
  8. Cambiar contraseña: por supuesto, es muy importante cambiar las contraseñas cada cierto tiempo. Es lo más sensato. Para que sean más fáciles de recordar, se puede añadir el mes y el año al final o al principio. Siguiendo con el ejemplo del punto anterior,  “@LaCasaEsMuyConfortable?0319”
  9. Programas de administración: actualmente, la gran mayoría de usuarios tiene que lidiar con decenas de contraseñas a diario: cuentas de redes sociales, servicio de almacenamiento en la nube, correo electrónico, etc. En estos casos, programas de administración como LastPass o RoboForm pueden ser de gran ayuda.
  10. Verificar: y, por último, para comprobar que la contraseña realmente es segura, es importante verificarla en la “calculadora” Gibson Research Corporation. Ofrece información muy valiosa. Por un lado, un semáforo que cambia a color verde si la contraseña tiene mayúsculas, minúsculas, números y símbolos. Y por otro lado, datos, como el tiempo que tardarían los ciberdelincuentes en averiguar esta contraseña, suponiendo que realizan 1.000 conjeturas por segundo. En el caso de “@LaCasaEsMuyConfortable?0319”, nada más y nada menos que 7,64 millones de billones de billones de trillones de Siglos. 

Programas de administración de contraseña

Recordar las contraseñas de todas las cuentas puede resultar muy complicado: páginas web con acceso de cliente, redes sociales, correo electrónico, etc. Aunque resulte muy tentador utilizar la misma clave en todas ellas, no es nada recomendable porque supone facilitar el camino a los hackers.

La mejor solución son los gestores de contraseñas. Son aplicaciones 100% seguras que permiten almacenar todas las contraseñas en una base de datos segura, que también está protegida con una clave. Estos programas rellenan de forma automática las casillas de usuario y contraseña a la hora de acceder a cualquier sitio web que requiera identificación.

LastPass

Uno de los programas de administración de contraseña más populares a nivel global. Una de sus principales ventajas es que es muy fácil de utilizar. Los usuarios tan solo necesitan una única clave maestra. La aplicación cuenta con una base de datos en la que los usuarios introducen sus contraseñas. Luego, el programa se encarga de generar automáticamente las claves a la hora de acceder a las redes sociales, la cuenta de correo electrónico, etc.

Este servicio se puede utilizar desde el propio navegador web. La interfaz es muy sencilla e intuitiva. Además, los usuarios pueden introducir el número de un familiar o un amigo, por si surge una emergencia.

Dashlane

Un gestor de contraseñas 100% gratuito. Permite sincronizar las cuentas de todos los sitios web en todos los dispositivos. Ofrece la máxima seguridad y puede autogenerar tanto nombres de usuario como contraseñas fuertes.

Una de las principales ventajas que ofrece Dashlane es que monitoriza en tiempo real todas las cuentas de los usuarios. Así, si en algún momento detecta una actividad sospechosa en alguna de ellas, lanza una alerta.

Para usuarios que utilicen métodos de pago como PayPal, Dashlane tiene una cartera digital que protege la seguridad de este tipo de sitios.

Roboform

Roboform es uno de los gestores de contraseñas con una trayectoria en el mercado más larga. A pesar de que a lo largo del tiempo ha introducido numerosas novedades, mantiene la esencia de sus inicios: ahorrar tiempo a los usuarios con el almacenamiento de sus contraseñas. Así no tienen que estar completando las casillas de usuario y contraseña constantemente.

Uno de sus principales puntos fuertes es que también funciona offline. Además, los usuarios pueden sincronizar todos sus dispositivos sin complicaciones, de manera rápida y sencilla.

Keeper

Y, por último, Keeper, un programa de administración de contraseñas que ofrece una gran versatilidad, tanto para particulares como para empresas. Genera automáticamente contraseñas seguras y las guarda en los diferentes dispositivos que estén sincronizados. Además, completa los formularios de inicio de sesión de forma automática.

Además, esta aplicación tiene un servicio de almacenamiento en la nube. En él los usuarios pueden compartir archivos con otros de manera segura.

Otra de las funciones que merece destacar de Keeper es la que permite bloquear las diferentes aplicaciones del teléfono móvil con la huella dactilar. 

Autentificación de dos factores

La autentificación de dos factores, más conocida como autentificación doble o 2FA, es a día de hoy muy utilizada a nivel global para mejorar la seguridad. Cada vez son más los servicios que ofrecen a los usuarios la opción de activar una capa de seguridad extra. Lo que hace es solicitar a los usuarios dos credenciales para verificar su identidad.

Por lo tanto, además de introducir el usuario y la contraseña que se solicitan habitualmente, se añade un paso extra que permite confirmar la identidad de los usuarios.

Existen diferentes opciones para realizar la segunda verificación. Una de las más frecuentes es el envío de un código alfanumérico al teléfono móvil de los usuarios. En los dispositivos móviles actuales algunos servicios también solicitan su huella dactilar o patrón de desbloqueo.

Generalmente los servicios bancarios exigen una tarjeta de coordenadas a la hora de realizar determinadas operaciones, como transferencias bancarias. 

Consejos para crear contraseñas que se puedan recordar

Por último, queremos señalar una serie de consejos para crear contraseñas seguras y que al mismo tiempo sean sencillas de recordar.
  • Frase: para empezar, tomar una frase con un significado especial puede ser una gran opción. No debe ser muy corta, pero tampoco demasiado largo. Por ejemplo “La casa de la esquina cuesta 160 mil euros”. Luego, tan solo hay que coger las primeras letras de cada palabra, “LcdlEc160mE”, combinando mayúsculas y minúsculas.
  • Combinar dos palabras: otro método muy efectivo para crear contraseñas seguras consiste en elegir dos palabras. Si tienen un significado especial mucho mejor porque así resultan más fáciles de recordar. Por ejemplo “Casa” y “Calculadora”. Con ambas se puede formar la base de una contraseña, como “CasCalcasa”. Además, se pueden añadir símbolos y números para que sea más segura “Cas@Cal!casa1”.
  • Convertir vocales en números: este es uno de los trucos más populares que existen. Si bien es cierto que la gran mayoría de los ciberdelincuentes conocen este sistema, puede ser de gran ayuda para complementar alguno de los métodos anteriores.
  • Truco del teclado: este es otro de los métodos más utilizados en todo el mundo. Se trata de reemplazar números por letras. Hay que hacerlo de la siguiente manera. En primer lugar, se eligen una sucesión de cifras que sean fáciles de recordar, como por ejemplo el código postal de la casa de verano, por ejemplo “48098”. Luego, tan solo hay que buscar cada uno de los números en el teclado y volver a introducirlo seguido de las letras que hay justo debajo. “4ert8uio0iop9uio8yui”.
About the Author

Comparte esta página: