¿Cuánto cuesta montar una tienda online?

¿Te has preguntado cuánto cuesta montar una tienda online? Desde Axarnet haremos un acercamiento al costo de este proyecto, aunque de entrada advertimos que no se trata de un monto fijo. Hay muchos aspectos que influyen para poner en marcha un sitio de comercio electrónico. Continúa leyendo este post para que tengas una idea de cuánto tienes que invertir.

Invertir en e-commerce ¿Cuánto cuesta montar una tienda online?

El e-commerce se convirtió en una alternativa barata para muchos emprendedores. Desempleados, autónomos o personas que quieren generar ingresos extras se han volcado hacia esta forma de negocio. Y es que vender productos y servicios en una plataforma virtual requiere menos gastos que una tienda física.

Pero tampoco se trata solo de desarrollar la plataforma donde funcionará tu e-commerce. Existen una serie de factores que influyen en la creación de una tienda online y repercuten en su costo. Antes de llevarte una sorpresa, es necesario que conozcas los aspectos básicos a los que te enfrentarás en el camino.

Poner en marcha la web del negocio online es solo una etapa, ¿te sorprendería saber que no es la primera? Debes tener un dominio, elegir el servicio de hosting, seleccionar la plataforma donde la crearás y trabajar en un diseño atractivo…

Después hay que trabajar sobre las formas de pago, funcionalidades de la tienda, aspectos legales, etc. También hay que tener en cuenta que los requerimientos cambian de un e-commerce a otro en función, por ejemplo, de la cantidad de productos a vender. Por esta razón hay que escoger un servicio que se adapte a tus necesidades.

A todo esto hay que agregar que al costo de una tienda virtual se le suman el de las acciones de marketing. ¿De qué te sirve tener una web atractiva si no tienes visitas? Hay que elaborar una estrategia que incluya creación de contenidos, social media y publicidad paga para atraer clientes.

Como verás, el costo es variable. Un proyecto sencillo implica menos inversión que uno más personalizado. Tendrás gastos periódicos (que requieren renovación) y otros que solo pagarás una sola vez. Vamos a repasar los aspectos básicos.

Dominio y hosting

El dominio es el nombre que identificará el sitio web de tu e-commerce y el hosting es el servicio donde se almacenan todos los archivos e información del mismo. Ninguna web -sea tienda o no- funcionaría sin estos. Así que después de tener una conexión a Internet fiable, este es el segundo paso que debes tomar.

Hay empresas, como Axarnet, que ofrecen este tipo de servicios para contratar tanto el alojamiento web como registrar el dominio. El precio varía de una a otra y, además, hay distintos planes para ajustarlo a las necesidades de cada cliente.

Los dominios genéricos son los más económicos. Por ejemplo, registrar una extensión .es con Axarnet costará desde 6,99 euros (+IVA); si es .com o .net, lo conseguirás a partir de € 9,99.

Hay otros dominios disponibles que son nuevos y más especializados (por ejemplo .moda o .tienda). Estos son mucho más costosos que los genéricos.

En cuanto al servicio de hosting, el costo dependerá del espacio y velocidad de procesamiento que requiera la tienda. Es recomendable comenzar con un plan sencillo y aumentarlo si es necesario.

Las opciones de alojamiento web son variadas. Puedes contratar un servidor VPS administrado o no administrado. Por lo general su costo es a partir de € 10,00/mes, pero puedes conseguir ofertas interesantes.

Si requieres algo más especializado. Estos son aún más costosos que los VPS pero a cambio tiene muchas ventajas para tu tienda online. Calcula una inversión mínima de € 30 al mes, pero puede llegar a ser mucho más.

A tomar en cuenta: el costo del dominio se paga anual y el del hosting mensual. Para tener claro cuál es la mejor opción para tu e-commerce consulta con el proveedor

Diseño de la tienda online

Una vez que tengas el dominio y el hosting hay que trabajar en el diseño. Tendrás que elegir una plataforma como WordPress, Prestashop o Magento, por nombrar algunas de muchas disponibles.

Cada una te ofrece ventajas y funcionalidades distintas, así que debes evaluar bien antes de tomar una decisión. De lo contrario podrías terminar con una tienda complicada para manejar cuando necesitas algo más sencillo.

Las distintas plataformas tienen plantillas disponibles para diseñar tu tienda online. A partir de ellas puedes obtener un diseño personalizado (esto podría implicar tener que pagar a alguien que lo haga). Hay plantillas o themes gratuitos y pagos. En Prestashop, por ejemplo, hay opciones entre € 29,90 y 249,99.

Si en cambio, has optado por un hosting WordPress, los precios de las plantillas en esta plataforma los conseguirás desde 59 dólares (€ 53,82).

También existen sitios externos en los que puedes comprar temas e instalarlos en la plataforma que hayas elegido. Entre ellos están Theme forest, Elegant Themes y Template Monster.

Terminales de pago

Tu tienda online necesita un sistema de pago para que recibas el dinero de las ventas. El más común es a través de tarjetas de crédito o débito. Para ofrecer esta opción debes tener un Terminal Punto de Venta (TPV) virtual, servicio que se contrata a través de las entidades financieras.

La contratación implica tener que pagar un coste de mantenimiento mensual que podría llegar hasta los € 20, dependiendo de la entidad. A esto se le suma las comisiones por operación.

Para que funcione el TPV virtual debe conectarse al e-commerce a través de un módulo de conexión. Este es un coste adicional que no tiene relación con las entidades financieras sino que hay otras empresas que distribuyen el programa. La licencia cuesta entre € 50 y 200 y solo se paga una vez.

Otra alternativa de pago de la que puedes disponer es Pay Pal. Esta plataforma también cobrará comisiones a tu tienda online en función de las ventas.

Certificados SSL

Contar con un certificado SSL permite que toda la información que ingrese un usuario a un sitio web se codifique al ser enviados. Contar con un servicio de este tipo permite al cliente estar seguro de que sus datos no se utilizarán para otros objetivos y le aporta fiabilidad a la tienda online.

Es una manera de demostrarle al cliente que el negocio se preocupa por él. La confianza que consigue se traduce en mayores tasas de conversión, más ventas, menos ataques al sitio y menos abandono al carrito de compras. Este gasto también es periódico y debe renovarse cada año.

Aspectos legales

Ya que mencionamos el tema de la seguridad, nos adentramos entonces en los aspectos legales a cumplir por el comercio electrónico. En España hay que cumplir con la Ley Orgánica de Protección de Datos. Esto incluye redactar las políticas de privacidad, de cookies, etc.; dar de alta a la tienda en los ficheros de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD); cumplir con los términos para envío de newsletter, entre otros.

Otros aspectos legales que se deben cumplir durante la creación de la tienda online son:

  • Elegir la forma jurídica adecuada y darte de alta en Hacienda.
  • Debes declarar las ventas en función de la forma jurídica con la cual te hayas registrado.
  • Cumplir con las leyes de Defensa de los Consumidores y Usuarios y la de Servicios de Sociedad de la Información.
  • Cumplir con la política de precios: esto es no vender la mercancía por debajo de su precio de coste.

Cubrir todos los aspectos legales implica también una inversión necesaria en gestorías y asesorías. De esta manera te aseguras que no se escape ningún detalle que pueda terminar en una multa.

Los costos en este caso dependen del servicio que contrates. La recomendación es que blindes tu tienda online en el aspecto legal. Es mejor prevenir e invertir a tiempo, antes que tener que pagar luego una sanción más la asesoría que estabas evitando.

Gastos de envío

Este gasto es relativo. Se trata del envío de los productos al cliente. Por lo general es un costo que asumen los compradores y, por lo tanto, se suma a su factura. Pero existen algunas variaciones.

Algunos comercios prefieren asumir el costo para generar mayor empatía con el consumidor. Otras cobran el envío a partir de un monto específico. El costo del importe dependerá de la empresa que se contrate para enviar el correo. Algunas cuentan con planes para e-commerce.

Gastos adicionales de una tienda online

Hasta aquí hemos hablado de los costos principales en los que deberás invertir al crear una tienda online. Adicional a estos, hay otros que también debes considerar llegado el momento de emprender.

Por ejemplo, al momento de diseñar la web tienes que pensar en las funciones que vas a agregar a la tienda. Estas pueden estar destinadas a mejorar la experiencia del cliente, brindar mayor seguridad, manejar estrategias SEO, optimizar la velocidad de la web.

También puedes anexar un blog también, integrar redes sociales, tener programas para comparar precios, verificar inventarios, eliminar cupones caducados, entre muchos otros.

Estas funciones se agregan a través de módulos o plugins. Algunos de ellos son gratuitos y otros tendrás que pagarlos. Su costo es muy variado, llegando hasta € 500. Haz una inversión inteligente y escoge los que sean más pertinentes para tu sitio web.

Mantenimiento del e-commerce

Otro aspecto a considerar es el mantenimiento de la tienda online. ¿Quién se va a encargar de administrar los pedidos, atender al cliente y administrar los productos (entre otras tareas)? En un negocio pequeño es posible que lo puedas hacer tú mismo, pero a medida que crece necesitará más dedicación y -posiblemente- deberás contratar a terceros para que te ayuden.

Dentro de estas funciones también ten en cuenta quién se encargará de la gestión de las redes sociales y creación de contenido. Para darle mayor visibilidad y autoridad a tu negocio online es necesario invertir en un buen servicio de este tipo.

También necesitas que tus productos luzcan atractivos para convencer al cliente que los compre. Esto se hace teniendo unas buenas imágenes de ellos. ¿Contratarás un fotógrafo profesional o las puedes hacer por tu cuenta?

Para saber cuánto cuesta montar una tienda online tienes que analizar cada uno de estos aspectos con detención. Aunque hay fuentes que indican que el coste medio es de € 3.000 anuales, es arriesgado dar una cifra especifica porque dependerá del tipo de negocio.

Si quieres tener éxito, junto a todos estos puntos también debes analizar tu nicho de mercado. De esta manera te aseguras que hay un espacio para lo que vayas a ofertar. Y recuerda darte siempre a conocer. Hay muchos medios a través de los cuales puedes hacerlo, muchos de ellos gratuitos. Puedes comenzar creando una comunidad en las redes sociales alrededor de tu marca.

¿Qué te ha parecido esta información sobre cuánto cuesta crear una tienda online? Esperamos que te sea de utilidad para tus proyectos. Si estás interesado en nuestro servicio de alojamiento web, contáctanos a través del perfil de Axarnet en LinkedIn.

About the Author

Comparte esta página: