¿Cómo saber si me han hackeado?

En el año 2017, el último periodo del que se manejan datos fiables, 978 millones de personas de todo el mundo sufrieron algún ciberataque. En términos económicos, esto supuso el robo de 170 mil millones de dólares. En el caso de España, los ataques cibernéticos afectaron a 16,2 millones de personas, lo cual supone casi el 35% de la población nacional.

Llama especialmente la atención que el 44% de la población mundial haya sufrido hackeos durante el año 2017. Es la India el país con mayor número de ataques, seguido de Estados Unidos.

Empresas y Gobiernos de todo el mundo trabajan actualmente en el desarrollo de nuevos métodos y herramientas que permitan reducir el número de ciberataques. Y es que, más allá de las pérdidas económicas, un hackeo puede suponer la pérdida de credibilidad y confianza de una compañía, si por ejemplo se filtran datos de sus clientes.

¿Cuáles son los métodos de hackeo más comunes?

Existen tres métodos de hackeo que son especialmente frecuentes en la actualidad.

Phishing

Es precisamente el phishing el método de hackeo que más se da en la actualidad, tanto contra usuarios particulares como entre empresas. El principal objetivo de los ciberdelincuentes es hacerse con información confidencial, como el número de tarjeta de crédito o la dirección postal de la víctima.

El método es el siguiente.
  1. En primer lugar, los hackers falsifican un sitio web de confianza.
  2. A continuación, envían mensajes a través del correo electrónico.
  3. Un determinado porcentaje de los usuarios confían en dicho mensaje y hacen clic en el enlace que contiene.
  4. Así, acceden al sitio web fraudulento. Normalmente, se les pide que ingresen sus datos personales a cambio de una determinada recompensa.
Para explicarlo de un modo más sencillo y concreto, vamos a poner un sencillo ejemplo. Imaginemos una compañía cuyo sitio web es www.laempresa.com y su dirección de correo electrónico es laempresa@laempresa.com. Pues bien, un grupo de ciberdelincuentes falsifica el sitio web (www.la.empresa.com) y la dirección de correo electrónico (la.empresa@gmail.com).

Así, envían un correo electrónico de forma masiva a un gran número de usuarios. La diferencia entre la dirección original y la falsificada es tan sutil que muchos de ellos ni siquiera se dan cuenta de ello. Así, acceden al sitio web fraudulento haciendo clic en el enlace adjunto en el e-mail. Una vez en él, se les pide que ingresen determinados datos personales: por ejemplo, su número de cuenta bancaria para recibir un ingreso de 50 € que gastar en la tienda online de la empresa.

Consejos para protegerse del phishing

  • La regla principal para protegerse ante este tipo de ataques es no revelar ningún tipo de dato personal por correo electrónico. Las empresas y bancos en ningún caso solicitan datos financieros a través de un e-mail.
  • Si hay cualquier duda sobre la veracidad de una dirección de correo electrónico, nunca hay que hacer clic en el link adjunto.
  • Cuando se recibe un email tipo phishing, simplemente hay que ignorarlo.
  • A la hora de acceder a un determinado sitio web, es importante verificar que la dirección es segura. Es decir, debe empezar con https:// y aparecer un pequeño candado cerrado en la barra de estado del navegador.
  • Y, por último, si un usuario sospecha que ha sido víctima del phishing, es importante que cambie de forma inmediata todas sus contraseñas y se ponga en contacto con su entidad financiera.

Keyloggers

Otra amenaza muy común en la actualidad son los keyloggers. Se conocen como tal a programas que permiten registrar cada tecleo que los usuarios realizan en el ordenador, así como todo lo que aparece en pantalla. Dicha información es enviada a un servidor externo.

Se trata de un tipo de estafa digital que se da especialmente en lugares de conexión pública, como por ejemplo cafeterías que ofrecen conexión WIFI gratuita a sus clientes.

De este modo, los hackers pueden robar muchísima información confidencial sin que la víctima ni siquiera sea consciente de ello.

Es por ello que se recomienda extremar la precaución a la hora de conectarse a este tipo de redes públicas, tanto con el teléfono móvil como con el ordenador. No es aconsejable acceder por ejemplo a la banca online, así como a cualquier otra plataforma en la que haya que ingresar una contraseña.

Brechas de seguridad

Y, por último, las brechas de seguridad, las cuales afectan a las empresas. El principal objetivo de los ciberdelincuentes es robar las bases de datos de las compañías, en las cuales se almacenan datos e información sensible de las mismas.

Se diferencian un total de tres tipos de brechas de seguridad.
  • Brecha de confidencialidad: se da cuando existen uno o varios accesos no autorizados a datos de la empresa.
  • Brecha de integridad: se conoce como tal a aquella que altera la información original, de modo que la modificación de datos puede perjudicar de algún modo su actividad.
  • Brecha de disponibilidad: en este caso, los empleados no pueden acceder a los datos originales almacenados en las bases de datos.
El primer paso para gestionar de forma adecuada una brecha de seguridad consiste en saber cuál es el origen de la misma. Para ello, lo más recomendable es establecer un proceso de detección continuo, tanto de fuentes externas como internas.
  • Internas: tal y como su propio nombre indica, son aquellas medidas de seguridad que se establecen en el interior de la compañía en cuestión. Permiten conocer con detalle la existencia de cualquier tipo de alteración en los datos.
  • Externas: también hay que valorar las fuentes externas, como las comunicaciones con clientes y proveedores.

Herramientas para poder ayudar a mejorar la seguridad

Por suerte, existen una serie de herramientas que resultan de gran ayuda para mejorar la seguridad tanto de usuarios particulares como de compañías. El principal objetivo es blindarse ante potenciales ciberataques, de modo que los datos personales y la información confidencial estén a salvo.

Sentido común

A pesar de que parezca algo muy lógico, lo cierto es que el sentido común es lo más importante para luchar contra el malware. Hay que tener especial cuidado con la descarga e instalación de aplicaciones y programas de sitios no seguros. Además, a la hora de conectarse a redes WIFI públicas, en ningún caso hay que introducir contraseñas o acceder a sitios como la banca online.

Sistema operativo actualizado

Las actualizaciones de los diferentes sistemas operativos ofrecen soluciones de seguridad. Por lo tanto, es esencial tener tanto el ordenador como el teléfono móvil o tableta con el SO siempre actualizado.

Contraseñas

Hay quienes establecen contraseñas sencillas para acceder a la banca online o a sus redes sociales por miedo a olvidarlas. Pero es un gran error. La regla de oro para protegerse de ciberataques es contar con una contraseña aleatoria fuerte, la cual debe ser diferente para cada sitio web. Lo mejor es combinar números, letras mayúsculas y minúsculas, y símbolos.

Autenticación de dos pasos

La autenticación de datos pasos ofrece un nivel de seguridad extra muy interesante. Actualmente este sistema está disponible en la gran mayoría de servicios online, como Gmail, por ejemplo.

Copias de seguridad

En plena era digital, la seguridad al 100% no existe. Así, la entrada de un virus en el equipo informático puede provocar la pérdida de la información. Es por ello que se recomienda realizar copias de seguridad de forma periódica. Lo más aconsejable es almacenar las copias de seguridad en un servicio de almacenamiento en la nube.

Cifrado de datos

Cifrar o codificar los datos del equipo informático para mantenerlo protegidos ante cualquier tipo de amenaza, como el robo de datos por ejemplo, es una medida muy recomendada, sobre todo en el ámbito corporativo.

Servicios de seguridad de Axarnet

En Axarnet también ofrecemos una serie de servicios que merece la pena conocer.
  • Sitelock: diferentes plantes anti-hackers para servidores, adaptados a todo tipo de necesidades y presupuestos. Un servicio de protección web que protege el sitio web de cualquier tipo de malware y vulnerabilidad. Realizamos un control continuo del sitio web, tratando de buscar posibles ataques y brechas de seguridad. ¡Di adiós a los hackers!
  • Protección para servidores anti hackers: la mejor protección ante ciberdelincuentes de los servidores VPS, en la nube o dedicados. Ofrecemos soporte 24 horas al día, los 7 días de la semana. Un servicio de limpieza de malware y parcheo automático para todos los sitios web desarrollados en WordPress, Joomla, Drupal y OsCommerce.
Es importante valorar las recomendaciones básicas para evitar hackeos, así como contratar los servicios de Axarnet para blindar la información corporativa ante los ciberdelincuentes. En plena era digital, en la que los ciberataques son cada vez más frecuentes, es importante tomar todas las medidas de seguridad posibles para evitar pérdidas, tanto en términos monetarios como de confianza y reputación.
About the Author

Comparte esta página: